Guía peces de agua dulce

Danio rerio

- Orden: Cypriniformes
     - Familia: Cyprinidae
         - Genero: Danio

También conocida como danio cebra, cebrita, medaka, zebra, antes Brachydanio rerio


Danio rerio
Fotos en Google

Morfología: Cuerpo estilizado, delgado, aplastado lateralmente, y aerodinámico con dos barbilones, junto a su boca, casi invisibles por su pequeño tamaño. Su coloración de un blanco amarillento o dorado y el vientre es de color blanquecino. Le recorren 4 líneas longitudinales de color verde aceitunado, brillante, por todo el cuerpo incluyendo la aleta caudal dichas rayas se repiten en la aleta anal y la aleta dorsal Esta característica le da su nombre.

Existen varias variedades disponibles en el mercado, con las aletas redondas, como los salvajes, y el vela, de aletas muy desarrolladas. Asi mismo existen ejemplares teñidos artificialmente, de rosa de verde variedades rosa y verde. Que no se deben comprar para evitar esas prácticas .

Se han utilizado en investigación médica y genética así como indicativo de la contaminación de las aguas. De estas investigaciones ha salido una variedad fosforescente con la intención de comercializarla variedad fosforescente

Dimorfismo sexual : Las hembras son de mayor tamaño y presentan el vientre más abultado y redondeado. En ellas la coloración predominante, independientemente de las rayas, es blanquecina mientras que en el macho su coloración dominante es mayoritariamente la dorada.

Hábitat: Ríos, India Oriental y Bangladesh.

Tipo de acuario: Requieren acuarios largos, bien plantados periféricamente y abundantemente iluminados, con amplios espacios centrales para que puedan nadar ya que son nadadores incansables. El acuario ha de estar tapado dada su afición a saltar.

Como buen nadador que es, procedente de ríos, y de una vitalidad enorme, les gustan las corrientes más bien fuertes. Son peces muy vivaces y temperamentales que pueden acabar agobiando a especies más tranquilas. La asociación más apropiada sería con otras especies de Rasboras, Barbos o Lochas.

Aunque es un pez de los considerados duros, hay que prestar atención a la introducción en el acuario, ya que al ser tan nervioso, es muy sensible al estrés, de manera que es preferible introducirlo lentamente, para evitar crisis cardiacas.

Dimensiones: Hasta 6 cm

Alimentación: Omnívoro. Acepta todo tipo de alimento escamas, gránulos, vivo, liofilizado y congelado. Complementar la dieta con alguna aportación vegetal.

Nivel: superior y medio

Temperatura: (20.0-26.0) ºC

Ph: 6.5-7.5

Dureza: (5-12) ºGH

Sociabilidad: Pacífico, aunque temperamental, de una vitalidad incansable, como ya hemos dicho es muy probable que ponga nerviosa a otras especies, deben mantenerle en grupos de 7-10 individuos mínimo.

Reproducción: No demasiado complicada en el acuario si se dan las condiciones. Son peces monógamos que tienden a desovar siempre con la misma pareja.

Con la temperatura del agua a 22º. y ph neutro (7). En un tanque especial para ello, de unos 40 litros, cubierto el fondo por bolas, grava gorda, o rejilla de plástico, para que los huevos se cuelen entre ellas, y así quedar fuera del alcance de sus progenitores, que de otra manera se los comerán.

Debe de haber plantas, flotantes para darles seguridad, y es preferible juntar la hembra y el macho de noche, a la mañana siguiente con las primeras luces comenzará la puesta. El macho correteará a la hembra, hasta que esta ponga los huevos en el agua, que será muy numerosa de 400 a 500 huevos, y en ese momento el macho procederá a la fertilización. Una vez concluida se retira a los padres.
Los huevos eclosionaran a las 48, 72 horas.

A los dos días habrán consumido su saco vitelino, y comerán infusorios, y ya a la semana se les puede dar nauplios de artemia y escamas trituradas.

Expectativa de vida: 3 o 4 años , probablemente más si se le dan las condiciones necesarias. Su esperanza de vida se acorta si se le mantiene a más de 24 grados permanentemente.