Guía peces de agua dulce

Eretmodus cyanostictus

- Orden: Perciformes
     - Familia: Cichlidae
         - Genero: Eretmodus

También conocida como Gobio rayado, cara caballo o payaso del Tanganyika


Morfología: Pequeño cíclido que tiene una forma particular: recuerda a la morfología de los gobios.
Cuerpo comprimido robusto y alargado pero recogido con un vientre bastante plano que les permite chaparse contra las rocas, con una boca hacia abajo, como corresponde a su modo de alimentarse, provista de dientes anaranjados, que sobrepasan la boca.
Esta especie vive en zonas costeras de poca profundidad ( ver hábitat) como sus homólogos marinos, agua muy oxigenada y en continuo movimiento, y batida por las olas, lo que origina grandes turbulencias bajo el agua, y estos peces se han adaptado para resistir estas turbulencias, adaptación que consiste en una vejiga natatoria atrofiada, de manera que en cuanto deja de nadar se pega al fondo, apoyado en una aletas ventrales y pectorales, estas últimas también adaptadas bien fuertes y en una posición muy baja. Son pobres nadadores y se desplazan por saltos sobre el substrato.

Cyanostictus es una palabra de origen griego, que significa que está marcado de azul.
Su coloración es variable, dependiendo de la zona geográfica de la que procede.
Por lo general, son de color marrón dorado, más o menos claro, con nueve barras verticales, más oscuras o más claras en contraste con el fondo, y más o menos puntos, lunares, azul turquesa, dependiendo de la procedencia.

El Zambia, beige clarito, con 9 a 10 barras más claras aun, y puntos azules en lomo y cabeza de una azul claro casi violeta.

Los Burundi, tienen el cuerpo y la cabeza de color amarilla oscuro cruzado por nueve a diez bandas verticales castañas.
La dorsal esta ribeteada de rojo-anaranjado, así como la aleta caudal.
El contorno de la boca es azul y algunas manchas del mismo color recorren la cabeza.

El bemba, (lugar pesquero sobre la costa zaireña) cuerpo más bien marrón dorado, con multitud de manchas de un azul turquesa eléctrico en cabeza y lomo.
Y existen más el Kigoma, el Tanzania, el Mpimbwe, el Moba….
Como en todos los peces sus colores se intensifican durante la abrasión y se vuelven entonces realmente espléndidos.

Dimorfismo sexual: Es inexistente de adulto el macho se distingue por un mayor tamaño: 8 centímetros contra 6,5 para la hembra.

Hábitat: Lacustre, endémico del Tanganica.
Ocupa la parte superior del agua, donde hay grandes turbulencias y oleaje y en consecuencia el agua está muy oxigenada, en las caídas rocosas, se encuentra raramente más de a tres metros de profundidad Se puede encontrar por todas partes en el lago Tanganica bajo varias variedades diferentes.

Tipo de acuario: El conocimiento de su medio natural nos permite hacer otra deducción en cuanto a su mantenimiento en acuario: viviendo muy cerca del borde, el Eretmodus están permanentemente en contacto con la resaca. Esta resaca tiene efectos sobre la química del agua, que conviene respetar en un acuario, calidad y oxigenación máxima del agua. Para ello necesita un potente filtro, gran intercambio gaseoso en superficie, y si es necesario sumar una bomba aireadora.
Un tanque de 100, 120 litros es apto para mantener una pareja.
En acuarios más grandes de 250 litros se puede meter un grupito y esperar que se emparejen, y sacar los solteros.

La decoración consistirá en paredes, y plataformas rocosas, que formen grietas y cuevas, y zonas libres con sustrato de arena fina.
No escarba, pero si traga arena para facilitar la digestión.
Grandes saltadores, el acuario ha de estar tapado.

Dimensiones: Puede oscilar entre 7,5 cm a 9 cm los machos por 7- 6,5 las hembras

Alimentación: Vegetariano.
Devorador de algas, que crecen en las rocas, favorecidas por la luz solar dad la poca profundidad, del sitio donde habitan, y algún que otro crustáceo que hay en ellas.
La posición de su boca, y los dientes están adaptados para raspar esas rocas en busca del alimento.
Los peces vegetarianos tienen un aparato digestivo especialmente largo mientras que los peces carnívoros tienen un muy corto. Así si se alimenta el Eretmodus con proteína animal, se firma a plazo más o menos largo su sentencia de muerte.
es necesario por tanto que su dieta se base en vegetales una amplia fracción vegetal.
Escamas vegetales, espirulina, algún ciclope de vez en cuando, o bien y papillas caseras a base de vegetales espinacas, guisantes (mejor verdes que contengan clorofila) y alguna gamba (testimonialmente nada mas).
Es un pez muy glotón que no se cansa nunca de comer, así que no hay que caer en la tentación de sobrealimentarlos.

Nivel: Fondo

Temperatura: (22.0-26.0) ºC

Ph: 8.5-9.0

Dureza: (12-15) ºGH

Sociabilidad: Pez vivaz, camorrista con su congéneres, si no tiene suficiente espacio, pero no con las otras especies.
El Eretmodus forma parejas unidas y fieles, y es conveniente en caso de mantener varios que sean parejas si el espacio lo permite, no mantener individuos solteros con los que aumenta mucho la agresividad.
No mantiene un territorio permanentemente, excepto en época de freza.
En el lago, el Eretmodus viven en lo alto de las rocas y pasan sus días raspando la rica cobertura biológica de algas. En acuario, reproduce este comportamiento raspando los cristales, las rocas...

Reproducción: Ovíparo, incubador bucal biparental, tanto macho como hembra incuban la puesta en su boca.
Cuando un par está a punto de reproducirse, elige generalmente una piedra plana que limpian, y sobre la cual se desarrolla una extraña noria. Cabeza con cabeza, cola con cola dan vueltas
A cada vuelta la hembra pone unos cuantos huevos, in situ, al pasar y en la vuelta siguiente la hembra los recoge.
La fecundación de los huevos parece tener tanto lugar en el lugar de su recogida como en la boca de la hembra.
Así una y otra vuelta a hasta terminar la puesta, que será de 20 a 30 huevos.
La hembra mantiene la prole en su boca durante los doce primeros días que siguen la puesta. Trascurridos los cuales la pareja procede al intercambio de larvas de una boca a la otra.
En este momento los alevines tienen una cabeza minúscula y una cola muy fina. Entre estas dos partes de su cuerpo se observa un grande saco vitelino.
La hembra expulsa las larvas de la misma manera que durante el cortejo pone los huevos y el padre los va recogiendo para incubarlos el durante otros 8 -10 días.
Pasado esta fecha, va a soltar a alevines que ya son copias conformes de los padres y que midiendo 8 a l0 mm. A partir este día de los padres se desentienden.
En las primeras puestas la hembra puede incubar los huevos a causa de su inexperiencia, ella sola, pero después de dos o tres puestas se hará como corresponde.
Una vez terminada la incubación se puede entonces capturar a los alevines para criarlos a parte; es necesario alimentarlos con infusorios, agua verde, luego cíclopes y lentejuelas vegetales reducidas en polvo.

Expectativa de vida: De 4 a 5 años.