Guía peces de agua dulce

Pygocentrus nattereri

- Orden: Characiformes
     - Familia: Characidae
         - Genero: Pygocentrus

También conocida como Piraña roja, antes denominado Serrasalmus Nattereri


Pygocentrus nattereri
Fotos en Google

Morfología: Cuerpo alto, agazapado y muy comprimido lateralmente.
El frente es relativamente alto y su cabeza es imponente. La boca, de labios carnosos, con forma de tenazas. Provista de fuertes mandíbulas, y provista de fuertes dientes triangulares acerados, ligeramente curvados están afilados como hojas de afeitar.
El color es variable, según la zona de captura, pero en general es uniformemente gris con numerosos reflejos plateados, y la garganta así como la región abdominal presentan un color rojo asalmonado espléndido, las aletas son grisáceas, la dorsal transparente , y la caudal con un margen de negro.
En los individuos jóvenes, las aletas pectorales y la anal, suelen estar también coloreadas de rojo.

Dimorfismo sexual: Difícil, hembras más pequeñas, vientre más abultado, y mayor tonalidad roja.

Hábitat: Desde Argentina (cuenca del Río Paraná), cuenca del Río Amazonas (Brasil), cuenca del Río Paraguay y cuenca del Río Esequibo.

Tipo de acuario: Específico, es necesario mantener al menos a 5 individuos en considerando que es necesario 80L para una piraña. Así que 400-450L como mínimo.
Un filtro de gran caudal, que permita la buena calidad del agua, que producen muchos deshechos, de unas 5 veces el volumen total.
no gusta la luz, y en consecuencia se pone más nervioso cuando el recipiente está profusamente iluminado.

Punto muy importante es el decorado por hacer un número de escondrijos superior al de pirañas. Un buen refugio para una piraña es un lugar donde está protegido de la luz y se siente en seguridad gracias a un ángulo de exposición limitado (puede así controlarlo todo). Para ello, se recomienda utilizar raíces y rocas. Es necesario asegurar bien este decorado.
Tienen la mala costumbre de morder las plantas destrozándolas, por lo que mucha gente opta por no ponerlas, lo cual es criticable, primero porque constituyen un excelente decorado, y segundo por el acumulo de deshechos que producen, con lo que contribuirían a la calidad del agua.
Es por tanto recomendable introducir numerosas plantas, marginales, con fuerte arraigamiento, a ser posible bastante antes que las pirañas, para que estén fuertemente ancladas, y en condiciones de regenerarse. Pueden ser anidias, vallinerias echinodorus, helechos musgo…

Dimensiones: hasta 33 cm en la naturaleza, 16 -18 en cautividad

Alimentación: Carnívora, peces, trozos de carne, corazón vacuno, pescado crudo.

Nivel: Medio e inferior

Temperatura: (24.0-27.0) ºC

Ph: 6.0-7.0

Dureza: (5-15) ºGH

Sociabilidad: Peligroso depredador pero extremadamente aprensivo, debe imperativamente mantenerse en grupo de al menos 5 individuos
Relaciones intraespecíficas malas, es agresivo, incluso entre ellos, aunque sea gregario.
Se crea una verdadera jerarquía en el grupo y se ataca violentamente a los miembros más débiles, por lo que es conveniente meterlos del mismo tamaño.
Relaciones interespecíficas malas.
No apta para un acuario comunitario.
Puede literalmente destrozar a pescados mayores que él.
No es posible dejarlos a dieta, o se comerán entre ellos, así como no dejar más de 24 horas entre comida y comida.
Al parecer sólo consume carne a partir de 25°C, por cuestiones del matabolismo, a menos se alimenta con pescados, camarones y otros pequeños animales.
Hay que tener cierta precaución, en su manejo, si una piraña se siente atacada puede morder a su cuidador.

Reproducción: La reproducción puede darse en acuarios muy muy grandes.
Los machos cavan en la grava, un agujero para que la hembra deposite los huevos,, y los defiende con pasión incluso de la hembra que ahuyenta sin contemplaciones.
La puesta es de 500 a 1000 huevos, de color amarillo, que quedaran pegados a la grava.
Lógicamente habrá que sacarlos, a un acuario de cría, o huevos y alevines serán devorados.
A los 4 o 5 días habiendo consumido su saco vitelino se les alimentara con artemia y alcanzan el nado libre al 8º día. En ese momento se les puede dar alimento vivo, carne raspada o pescado migado.

Expectativa de vida: Hasta 20 años.

Nunca, nunca ha de librarse uno de una piraña echándola a un rio, pantano etc., es un desastre ecológico de magnitud, al terminar, dada su voracidad y agresividad con la fauna autóctona. De hecho su venta, por esta razón ha sido prohibida en varios países.