Guía peces de agua dulce

Cyprichromis leptosoma

- Orden: Perciformes
     - Familia: Cichlidae
         - Genero: Cyprichromis

También conocida como Sardina de colores, cypris, Relámpago azul


Morfología: De cuerpo alargado, perfilado, delgado con la cabeza picuda, hidrodinámico, perfecto "diseño en forma de torpedo" para nadar en aguas abiertas.
Tiene una boca protráctil, extensible, que forma un tubo de la succión como adaptación para alimentarse del plancton pelágico
Varian de color dependiendo de su procedencia, por lo que es importante añadir esta a su nombre. Kigoma, Malassa, Karilani, Kibischi, Mpulungu Kantalamba Chituta Kigoma, Bulu Point, Kekese, Isanga ....

Se puede decir que básicamente hay dos coloraciones distintas uno con la caudal azul, y otro con la caudal amarilla, pero la que más se comercializa es la variedad caudal amarilla, la Mpulungu, que es la que se describe en esta morfología.

Dimorfismo sexual: Los machos son de color gris, o beige, la cabeza de un azul eléctrico con las aletas anal y dorsal en distintos tonos de azul, desde el azul oscuro al marino casi negro, las ventrales del mismo tono con los extremos blanco-amarillentos, la aleta caudal amarilla y las aletas pectorales son transparentes.
Las hembras son bastante menos llamativas, de un gris o beige parduzco, con los costados y cabeza plateados. Es por tanto fácil distinguir los sexos.

No confundir con Cyprichromis sp. leptosoma "Jumbo" bastante más grande.

Hábitat: Endémico del lago Tanganica, y se encuentra entre Kigoma en Tanzania Mpulungu en Zambia, en aguas abiertas.
Como ya hemos dicho hay varios coloridos, dependiendo de su procedencia, y que es por tanto importante nombrarles con el nombre de las localidades donde se pescan, y son Cyprichromis leptosoma Chituta Isanga Karilani Kigoma Kipilli Kitumba Malasa Mpulungu


Tipo de acuario: A partir de 200l, pero cuanto más grande mejor, en el que la altura de agua deberá nunca ser inferior a 50 centímetros, y debe estar bien tapado porque en época de desove suelen saltar.
Necesitan agua libre de obstáculos para que puedan nadar con comodidad, ya que son estupendos y rápidos nadadores.
No son peces cavadores así que ni remueven piedras, ni dañan las plantas y podremos poner algunas de pequeño tamaño que no entorpezcan la natación, vallisnerias, helecho, anubias.. Aunque lo ideal sería las autóctonas, vallisneria spiralis, hygrilla, Typha, Chara, cola de zorro, Najas marina.
Hay que proporcionarles piedras y cuevas entre ellas, que les ofrezcan refugio.
Ocuparan los nichos superiores, con los que no habrá disputas, con otros cíclidos que ocupen otros más bajos.
Son muy sensibles a las variaciones en la química del agua, cuando los introducimos por primera vez en el acuario es necesaria una aclimatación minuciosa.
Son muy sensibles a la presencia de nitrito y nitratos, por lo que hay que ser minucioso, y hacer frecuentes cambios de agua, y una buena filtración. Si cumplimos esto, son peces resistentes que rara vez enferman. Cuando están estresados suelen quedarse estáticos, sobre alguna roca.

Dimensiones: 10 cm en los machos y 9 cm las hembras

Alimentación: En libertad se alimentan del plancton que encuentran en aguas abiertas.
En el acuario toma alimentos vivos o congelados, escamas, gránulos huevas, papilla, pero siempre siempre de pequeño tamaño.

Nivel: Surperficie y medio

Temperatura: (23.0-26.0) ºC

Ph: 8.0-8.5

Dureza: (12-20) ºGH

Sociabilidad: Pez de cardumen, necesita estar en grupos lo ideal sería en acuario de 400 litros unos 8 0 10, pero a los precios que tienen.
Es tranquilo, y no disputará territorios con otras especies.
La proporción ideal sería tres hembras por macho para evitar acosos.
Los machos van rápidamente a delimitar su territorio respectivo, en un acuario los machos son especialmente agresivos entre sí pero ocuparan las zonas altas e intermedias del acuario así que tenemos la zona baja del acuario para dedicarla a otras especies Las hembras son totalmente pacíficas

Mientras que ellos viven apartados de grupo, velando constantemente en su territorio, las hembras van a desplazarse en grupo en el acuario. En la naturaleza se desplazan en bancos de millares hasta 10000 de individuos acompañadas por machos no dominantes y alevines.
Es conveniente no mezclar diferentes razas para evitar cruces.
Son buenos compañeros para toda clase de cíclidos, viven y dejan vivir, excepto las frondosas que son sus depredadoras naturales.
Incluso se puede decir que son el blanco de las iras de los demás. no pasa nada, nadan mejor y más rápido que nadie.


Reproducción: Incubador bucal maternal, y a diferencia de otros incubadores bucales, que frezan en la arena, estos lo hacen en la superficie, como ya hemos dicho suelen saltar por lo que el acuario ha de ser tapado.
Cuando una hembra entra en el territorio de un macho, este vibra con todo su cuerpo, y despliega al máximo sus aletas, y pueden pasar dos cosas que la hembra no esté por la labor, con lo que será rápidamente expulsada, o que este encantada, entonces se plantara frente al macho y este redobla su cortejo y expulsa sin contemplaciones del territorio a todo macho o hembra que entre.

El cortejo tiene tres fases, la primera la vibración para incitar a la hembra a acercarse. La segunda pasa por encima de la hembra, y se acerca a sus costados aflojando su boca protráctil. Y la tercera vuelve a plantarse ante ella ofreciéndole su aleta anal.
La hembra con tanto despliegue está completamente estática, y empieza a poner los huevos, de uno en uno y puede tardar varios minutos en cada uno de ellos.
Son asombrosamente grandes, (3 o 4 mm de diámetro) la hembra lo recoge en su boca, en ese momento el macho emite esperma, que ella traga. La fecundación por tanto se realiza en la boca materna.

La puesta puede durar varias horas, una vez acabada, abandona el territorio del macho, con la garganta dilatada y llenita de huevos, unos 15.
Y allí estarán los alevines hasta que se les acabe su saco vitelino, unas tres o cuatro semanas.
Durante este tiempo, la hembra se alimentara más bien poco, y solo de partículas pequeñísimas, y no va a dejar de remover primero los huevos y luego los alevines relajando y contrayendo sus músculos, para oxigenarlos bien.
Pasado este tiempo, la hembra escupirá a sus alevines que medirán ya 8 o 9 mm.
Se alimentaran con nauplios de artemia, escamas trituradas, y en general alimentos de muy pequeño tamaño, varias veces al día.

Hay que tener en cuenta que durante los primeros días serán muy torpes nadando, y son pasto fácil de otros peces.
Es conveniente pues separar al a madre justo antes de que los expulse en un acuario de cría, con la misma agua, y luego retirarla.
Bien alimentados, y en buenas condiciones de espacio y agua, a los 5 meses medirán ya 5 cm, y ya será posible sexarlos.

Expectativa de vida: De 5 a 7 años